Análisis Sony Xperia Z5

Análisis Sony Xperia Z5

Ahora Sony se ha marcado un Windows 10, y por tal motivo ha saltado hacia la gama Xperia Z5, proviniendo directamente de la Z3, esto al menos afuera de Japón, es decir su país natural. Esta es una gama completa que se presentó en el IFA de Berlín, la cual tiene bastante sentido, tiene especificaciones internas que son uniformes, y por supuesto que sus diferencias tienen como base el tamaño y también los acabados del terminal.

La gama está completa con la existencia del Xperia Z5 Compact, creado para las personas que están buscando algo que sea de tamaño más pequeño, un poco más manejable y por supuesto más barato, sin embargo buscan que el rendimiento no pague mucho las consecuencias, y por medio del Xperia Z5 Premium, es que pueden lograr ese acabado lujo y las especificaciones de los topes de gama.

Análisis Sony Xperia Z5

La duda más grande que se nos plantea por medio de este terminal, está relacionada a si va a ser capaz de poder competir con dispositivos como el Galaxy S6 o Galaxy Note 5, los cuales siguen liderando en el rubro de Android, o también con otros rivales que tienen las especificaciones bastante similares, sin embargo el precio es completamente reducido, entre ellos podemos mencionar el One Plus 2.

Ahora se incluye la ranura de tarjeta MicroSD, y esto es algo que otros teléfonos de gama alta han dejado atrás, todo con el fin de combatir la suciedad y el polvo.

Conozcamos el interior

Si hablamos de adentro, este dispositivo Xperia Z5 tiene un total de 3GB de memoria RAM, con respecto al espacio de almacenamiento interno, podemos mencionar una cantidad de 32 GB, los cuales se pueden expandir un poco más a través de la tarjeta MicroSD.

Posee una configuración interna que consideramos única, es decir que no hay más opciones para poder agregar RAM, ni tampoco más espacio de almacenamiento, sin embargo a muchos les parece una decisión acertada, puesto que no se queda corto como los dispositivos que tienen 16 GB, y ya con una buena tarjeta MicroSD, se le puede hacer frente a los GB que utilizan la mayoría de los archivos grandes.

El rendimiento de este dispositivo, viene completamente de la mano de un Snapdragon 810. Se ha comprobado durante un tiempo de dos semanas completas, y solamente en un par de ocasiones se pudo encontrar una temperatura excesiva. Esto es muy común en los terminales que utilizan este tipo de procesador, sin embargo con el Sony Xperia Z5 no es así.

Realmente no sabemos si son los componentes exteriores los que disipan mejor el calor, pero lo que si podemos decir es que tiene un excelente rendimiento, y gracias a sus 3 GB de RAM podemos tener una fluidez muy buena, la cual no poseen algunos usuarios con teléfonos que tienen 4 GB de RAM.

La pantalla tiene un tamaño de 5,2 pulgadas, y es LCD. Posee además una GPU llamada Adreno 430, con la cual tienes un mejor rendimiento de video para juegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *